Desde 2005
546 apuntes archivados a fecha 26 de mayo de 2014

martes, 3 de junio de 2014

El republicanismo está en peligro, intuyo

.

.
Lo digo sin reservas, ojalá el librepensador que ahora escribe erre. Al margen de otras circunstancias, el ascenso de un republicanismo vivo al que se adhiere la fuerza de la juventud -no entraré en otros vaivenes- ha hecho mella en la corona, de ahí la abdicación. Compremos, de lo que nos quieran vender, lo que a cada cual apetezca. Digo que nuestros deseos peligran si nos emperramos en pedir con excesiva fuerza un referéndum monarquía o república puesto que no es el momento, se requiere inteligencia, no seamos tontos, ganarían los monárquicos en las circunstancias actuales. Súmense los fieles votos de los simpatizantes del Partido Popular a los del PSOE, UPyD y otros, y extraigamos conclusiones claras. Súmense también, llegado el extremo, todos aquellos que anteponen 'lo rosa Telva' a lo razonable y agréguense tanto a los fáciles televidentes de las cadenas adictas al glamour, como a los simples lectores de titulares fáciles de cualquier medio de comunicación escrito para inri de todo desarrollo humano. El republicanismo yacería en tumba seca, maceta de jaramagos. Lo que realmente interesa es extender la intención de la nueva fórmula, poco a poco y sin desmayo, para que en un futuro y a medio plazo, se convierta en mayoría la militancia de la opción anhelada. Justo ahora no deseo para nada -el futuro rey sería muy inteligente- que el aparato monárquico consintiera tal referéndum, conoce que ganaría, gozaría de muy larga vida la institución. Le dije a Pablo Rodríguez que si, encima de lo anterior, los largos y ocultos brazos de la corona susurrasen al gobierno de turno la conveniencia de pedir perdón y reconocimiento a las víctimas del franquismo, todas nuestras buenas intenciones estarían inevitablemente perdidas.       

lunes, 26 de mayo de 2014

Emos (pod)

.

.

La conclusión más cabal que extraigo es que buena parte de la sociedad española ha madurado. Nadie lo dice, ningún medio se entretiene en comunicar el buen hecho. Veníamos reclamándolo, echábamos de menos la inquietud resolutiva de la gente de a pie, criticábamos la apatía general, algo ha cambiado. Parece ser que, debido a la benigna reacción, las urnas comienzan a temblar, ya era hora. Ha sido un comienzo, de acuerdo, pero el camino se recorre gracias a un primer paso. Hablo, felicitaciones, de quienes han otorgado voz a 'PODEMOS', fuerza joven de izquierda que emerge cual volcán sobre el rancio, memo, ambiguo, egoísta y clásico -en la peor acepción- que aún, después de los resultados obtenidos, nos regalan quienes visten levita dieciochesca, 'todo va bien, es magnífico, hemos ganado', dicen. Enhorabuena, pues, al organizado movimiento 15M, a sus gentes, se espera muchísimo de los nuevos jóvenes rostros, ya me habría gustado una nueva concepción de la política desde IU, junto a ellos.
Dije bien, cosa de extraterrestres inocuos -el chaqué afirma que ha ganado- los imbéciles son imbéciles, han ganado, dicen, pese a perder en conjunto cinco millones de votos. María Irazoqui Levi erra. María se equivoca, al menos, a nivel nacional. Cosa distinta es Europa donde, durante algún tiempo, se cocinarán algunas recetas retocadas por las extremas, que es lo que se freía ayer. Sí, nos quedan algunos años de 'fritanga', nos gusta la fritura a los sureños. Lo que no entiende mi amiga María es que, aquí, un muy alto porcentaje de ciudadanos cegados han votado unas 'generales'. En comparación con diversos países europeos, derivados hacia la esvástica, España aún se salva. ¡Pobres inmigrantes, bendita casualidad! Algunas comunidades aún protegen a quienes fueron necesarios en su día.
Dice María, con amargura, que el PP ha ganado las elecciones. Yo digo que no; digo que si la derecha cuenta con un partido único en éste país, 'derecha unida', Partido Popular, afiliados, interesados y simpatizantes a una -España es de los pocos países que cuentan con un único partido de derecha al margen de grupúsculos filo fascistas sin fin alguno-, dije que si todos ellos van a una, sólo hay una derecha frente a la mayoritaria España de izquierda, pan al pan y, el vino es vino, la izquierda nos destruye, digo.
Nos amargamos. Echamos la culpa de lo sucedido a los votantes de derecha cuando ellos hacen lo que les pide el cuerpo, fidelizados, es lícito y honesto, ¡coño!
Pero no; la culpa es nuestra, la culpa de es la izquierda, de quienes defendemos retrógrados ideales obtusos, de quienes somos incapaces de aunar esfuerzos sobre sillas de anea, ante raída mesa trabajada, la culpa es de quienes se aferran al poder desde la izquierda en detrimento de quienes abajo lloran, de quienes desoyen el llanto de los sencillos.
¡Somos mediterráneos, será eso!, no hay conjunto frente posible. La tendencia en la izquierda es el enfado, la pataleta, la pedorreta, la mofa entre iguales y 'el soy más de izquierda que tú' aunque me muera, digo bien, aunque te mueras. No tenemos remedio.
Cantado ya el futuro pacto PP-PSOE, no les queda más remedio -más, al segundo por no desaparecer-, es la inmediata hora del despertar. La izquierda socialista social-republicana tiene, ahora, una oportunidad única e irrepetible. El resto de los partidos de izquierda, no hay otra, junto a los anteriores, también. No es necesaria mayor reflexión.
.     
 

viernes, 23 de mayo de 2014

Luna Carmela ' i Guardia '

.


¿Qué demonios, Pepe, qué demonios comiste ayer, qué coño comiste ayer, qué coño te comió a ti, Pepe, todo pudiera ser, que te duele la mandíbula, el cuello y la cintura?
- ¿Ehhhhhh...?
Fue una acometida de frases de última hora, cosas que ocurren cuando la confianza fía.
No hemos hablado del natalicio -vuélvase a leer 'natalicio'- de Ferrer. De Ferrer i Guardia quiero decir, está bien escrito. No, porque ya está bien de política, ya está bien; ayer, tarde-noche, estuve bien acompañado en la asamblea de la Junta Valenciana per la República, perdí el coche -hasta hace apenas una hora y media no he sabido dónde lo aparqué- y anduve desde la calle Taula de Canvis, en el barrio del Carmen, Valencia, hasta las cercanías del puto parque del avión, los naturales saben.
La caminata brutal se vio recompensada, léase el primer párrafo.
De Ferrer pensé, más tarde, que era apellido propio de Aragón. Todos los indicios hallados me derivan a Cataluña, erré, natalicios mandan, no se puede pensar convenientemente si el culo pega al suelo, ahí yo, disparatado, ante dos merengues -no hablo de fútbol- imposibles.
Frente a mí, la ventana. Ante la ventana, la risa; la alegría de la casa, de la huerta, del ánima. Carmela, más bonita que nunca, la de pequeños ojos y labios finos de imán, ríe y requeteríe, consuela almas. A su lado, frente a mí, la oculta cara de la luna amable y despechada desde el consentido anonimato; la luna tiene labios más anchos, más carnosos, más generosos, sabe Carmela que lo sé, amo a Carmela, me mima Carmela, quiero la luna.
La tosta de 'pà amb tomàquet, oli de Baena i pernil' -está bien escrito- sólo me ha servido para más, amarlas.
¡A tomar por el culo la política y lo correcto, a tomar por culo!
.

miércoles, 21 de mayo de 2014

De chiqueros a portagayola

.

.
Sé que el animal no es tonto. Me conoce, se crió en mi terreno, reconocerá mi olor en cuanto me acerque, no querrá enfrentarse a mí pero no tendrá más remedio, voy a por el bicho. Conozco su chiquero, sus días enclaustrados más inmediatos, sé que no será fácil lidiar con su ego. Me mantendré fijo ante su mirada evasiva, se pronunciará, oiré su estertor fácil, no me echaré atrás, estaré ahí, firme, dispuesto a recibir a la bestia a portagayola.
Voy dispuesto a desarmar sus defensas a base de muletazos naturales, cálido el capote sobre su lomo, mi mano. Poco a poco me adentraré en su terreno, hablaré bajito. Sé que atenderá a mi llamada, confiada la bestia, sé que acudirá al reclamo de mi camisa roja, muy roja.
'Ejehhhh...', citaré.
Mi afilada arma bajo el trapo, recreándome en la burla, merecerá el aplauso de quienes me rodean desde el tendido 3, desde el burladero inmediato, y me regocijaré en el triunfo.
Puñetero gato, ¡me cuesta la misma vida cortarle las uñas al gato!
.

martes, 20 de mayo de 2014

Sois unos auténticos gilipollas

.

.
Sois unos auténticos gilipollas, disculpadme, sirva también para 'las gilipollas' en lo sucesivo. Igual no me refiero a ti, tú sabrás. Visto lo visto y sufrido hasta ahora, apelo a vuestra 'conciencia de clase', algo que habéis olvidado. Ahí les tenéis; requieren vuestros votos recurriendo a la palabra 'popular', ¿popular?, cuando en realidad son miserables que roban todo cuanto ahorraron vuestros padres con el fin de que la universidad -tanto la oficial como la de la calle- os bendijese. Ahí les tenéis; mangoneando y sustrayendo días a vuestra salud. Ahí les tenéis, a modo de Arias Cañete, a quien le faltan agujeros -por ancho- a su cinturón, ya sabéis que tiene accionariado diverso en empresas múltiples que derivan capitales a no se sabe bien qué isla inhóspita. Ahí les tenéis; afirmando que todo va bien -aznarismo odiado hasta por ellos- y requetebién, cifras macro, cuando vuestra necesidad engrosa sus bolsas, cuando vuestras cifras son tan 'mini' como amplio es el dolor de quienes trabajaron, dándolo todo por vosotros, y permitís que les roben, que os roben la vida de quienes os sustentan, no pararán hasta dejaros a cero, sois unos auténticos gilipollas. Votadles, votad a la derecha, sois sadomasoquistas, no deja de ser una opción.
.        

miércoles, 14 de mayo de 2014

'Sofocausa' rosa (Relato erótico)

.

.
Cuando volví a mi habitación, al cabo de una hora y media, la sensación de bienestar fue tremenda. Autor, José Alfonso Martínez
Allá en Ámsterdam, en el hotel Vondel Park de la calle Damrak en el Rosse Buurt, a eso de las cuatro de la madrugada, mojaba sábanas. No podía dormir, el sofoco me resultaba insoportable, sudaba. Me desprendí del chorreado viso, ¡maldita microfibra!, me quité las bragas y aparté la sábana; demasiada calor, me encontraba húmeda, muy húmeda, mojada. Deseé alivio inmediato con toda mi alma. No sabía bien qué hacer, pensaba y pensaba, ¿dónde, en dónde y a tales horas? Pensé que aún, tal vez,  habría movimiento en la zona de los prostíbulos, junto al dique de los pescadores, escaparates de carne agitada, algarabía y comercial parafernalia. Ida, apresurada, ardiendo, decidí bajar e intentarlo. Autor, José Alfonso Martínez
Estaba loca por hacerme con lo más grande, tenerlo en mi mano, agarrarlo con firmeza, disfrutarlo, acariciar su rugosidad de arriba abajo y, en éxtasis, bendecirme con el goteo derretido en mi boca, la lengua allá sobre la rosada cúspide imaginada, una y otra vez, leche en mis carnosos labios. Salí del Vondel Park como una loba dispuesta a satisfacer una angustia tan vital como sofocada, me relamía el imaginario; la plaza Niewemarkt sería todo bullicio, encontraría lo que necesitaba, no me equivoqué. Ordené al taxista que se detuviese frente a un escaparate. Tras el cristal, incitaba al deseo un fornido, sensual y provocador joven en contorneo constante. Me dirigí al establecimiento lindero, ahí lo que buscaba: la heladería, ahí mi deseado y enorme cucurucho de helado de fresa, ¡cuánto alivio, dios mío...! De vuelta al hotel hablé con el recepcionista y le pedí que bajase los grados de la insoportable calefacción central que tanto mal causaba. José Alfonso Martínez
. 

lunes, 12 de mayo de 2014

Religión o religiosidad popular. Julia Mateu y el manto de la virgen en el 'Trasllat'

.

.
No comparto, pero respeto. No obstante, recuerdo bien mi disertación en Onda Marina Radio, en tierras cordobesas, acerca de las connotaciones que diferencian religión de religiosidad popular, conceptos bien distintos. Me aproximo, hoy, a lo segundo; ante la manifestación espontánea y popular del valenciano de a pie. Llama la atención, sobremanera, que quienes bien alejados de los balcones que desparraman pétalos de rosa, distantes de los estratos superiores de la sociedad, pisan suelo y se apretujan, sudan y muestran sufrido rostro de laboreo, y, sobre la peana de la virgen, allá abajo, señorean manos encallecidas por la azada. Enorme es la distancia que separa a los unos de los otros. En tanto los de arriba se regocijan en la inmediata vivencia de que no todo está perdido, convicciones sacras mandan, echan de menos la España de Joselito, pétalos y más pétalos desde arriba, mientras se mal ilusionan en la entrega del labrador, del carpintero, del albañil, a la Mare de Déu dels Desemparats. Tal vez aquéllos, que no necesitan de horas extras para afrontar gastos de floristería, no quieran ver que los de abajo están ahí, en buen número, cumpliendo promesa tras rogatoria como última esperanza y recurso final ante las adversidades, y no para bailar a la virgen bajo señoras 'bien' de collar y joya prieta, para regocijo de labios despintados por el vermut de balconada fina, hablo de autismo consentido.
Por eso en nada objeto, casi lo agradezco en el alma, al gesto de Julia Mateu, madre de mi Ana, también devota de 'Nostra Dona Sancta Maria dels Folls, Innocents e Desemparats', la 'Geperudeta', de confeccionar y regalarle a la virgen el manto azul-celeste que lució en el 'Trasllat' del pasado domingo, desde su basílica hasta la catedral, regalo ofrecido en honor de todos los enfermos postrados ausentes. Un beso a la suegra Julia, pero que nadie se confunda.
.  

viernes, 9 de mayo de 2014

Avezno

.

.
Basado en real anécdota de Joan
.
El despertar de aquél día fue angustioso, no me lo podía creer. Rastreé mi cuerpo, a continuación, de arriba a abajo. Así ocurrió durante varias jornadas, era increíble, aquello aparecía sobre la sábana y, sin embargo, nada delataba mi intacta piel; todo un fenómeno indescifrable que en nada contradecía, no obstante, al hecho cierto que sobre mí se cernía: ¡estaba mutando, dios, yo estaba mutando, coño, eran tan inverosímil como cierto! Concluí, para angustia mía, que pronto me saldrían pico, alas y afiladas garras, no me lo podía creer, era anti natura.
Por fin descubrí, Al-lâhu Akbar, que un agujero en mi almohada dejaba escapar, noche tras noche, parte de su relleno de diminutas y jodidas plumas.   

jueves, 1 de mayo de 2014

Vacíos

.
.
.
¡Parece mentira, yo he cumplido!
¿Quién dice que mi alma, mi ciudad, mi habitación está vacía? Yo he cumplido y, ahora, dices que no vienes...
He ido a verte, siempre estoy cuando me llamas, me gusta jugar contigo. Ahora, te escabulles bajo excusas sin sentido.
Te digo que podemos bajar al parque; al quiosco, que cierra a la una y media; al río; podemos fabricar lanzas; espiar a la gente; dar un paseo y pasarlo realmente bien.
¡No me digas que no vienes, no me digas que lo mío es cansino, que mi vida es aburrida!
Me haces enfadar, yo he cumplido contigo, ¡espiemos a la gente, coño, fabriquemos lanzas, déjate de falacias!

miércoles, 30 de abril de 2014

Ángeles y demonios, y Ramona

.
.
.
Se despertó de madrugada y lo lamenté profundamente. Yo no quería, de verdad que no quería, hice todo lo posible por no interrumpir su inmaculado sueño, bien lo sabe dios. Absolutamente entregado, descalzo y de puntillas por no hacer ruido, entré en la habitación. Ella dormía plácidamente, su cabeza ligeramente fuera de la almohada, y me encomendé; desde lo más profundo de mi alma elevada rogué a todos los santitos del cielo, me refiero a los traviesos santos, que me ayudasen; que me acompañaran en el futuro inmediato, inmediato, que estaba a punto de afrontar. Yo sabía que no era cosa fácil, sabido es que el hombre propone y dios dispone; por eso fruncí cadera y me arrodillé en el silencio de la noche evitando cualquier roce con la madera de la cama por no despertarle, Ramona dormía como una bendita, los ángeles le acompañaban.
No hubo manera; cuando se le deben cosas a dios, el 'altísimo' cobra deuda, ¿a qué, si no, el infierno?
Como decía, arrodillado, en pleno éxtasis existencial ante su cuerpo lacado al vapor de una inocencia tatuada del tortuoso ayer en un brazo, ¡coño!, tire la primera piedra quien se crea libre de culpa, ahí me encontraba, presa de un nerviosismo desenfadado, ante un lienzo figurado por pintar, ahí mi ánima.
No sé qué ocurrió ni cómo, pero pasó. Me encontraba cercano a la conexión, un minuto más y habría alcanzado el éter que aureola a los bendecidos cercanos a la luz.
Al pronto, encomendado yo en mi propósito, sin esperarlo, en absoluto era mi propósito su despertar, abrió los ojos y descubriéndome en santa postura, lamentado, me preguntó:
- ¿Qué haces, Pepe?
Me derrumbé, conocedor del abandono de un dios infinito y perpetuo hacia mí que, por desgracia, sufriré por los siglos de los siglos.
- ¿Que qué hago?, ¡rezar, Ramona, rezar!, ¿no me ves ante ti, arrodillado, mi mirada sobre tu rostro?
Se calló. De nada sirvió mi prudencia, mi sigilo, mi prudencia por no despertarle, me supe abandonado por el cielo.
Habíamos ideado, una hora antes, 'Juan niño' y yo, cómo quemarle el dedo gordo del pie a Ramona mientras dormía, con un mechero barato y bastante mala leche por mi parte. Los ángeles, siempre, al lado de ella; ¡me cago en su puta madre!