Desde 2005
583 apuntes archivados a fecha 5 de septiembre de 2016






martes, 10 de agosto de 2010

Dieciocho, diecinueve y veinte

.
.
Dieciocho
.
.
Paladeo, contrariamente a lo aconsejado, gustoso, el ocre de mi tabaco. Dejándome llevar por el deleite de armónicas sensaciones que provoca el delicado gesto, mis dedos a la boca, interpretando a Hamlet, zumo del maldito beleño, pensando en ti, mi niña Lale, cercana, la paz me asola, ¿qué sabrán los médicos, de qué hablan...? ¡Ay, Lale de mis entrañas, papá te adora...! ¡Ay, tu trenzado!
.
.
De Tirriae
.
.
.
Diecinueve
.
.
Eres mía, te exhalo y danzas, te contemplo, velos tuyos al humo de mi cigarro, amodorrado bajo el dintel de una puerta cualquiera frente a tu celosía, me atreví a mirar. ¡Estúpidos...! ¡Fumar puede matar...! Ahí te sé, amor, en mi fumarola.
.
.
De Tirriae
.

.
Veinte
.
.
Hoy si, jamás antes. Me atreví a mirar por amor, condición de enamorado indolente, ojeé a través de los listoncillos de madera. Forzado el ojo, tenue luz, cojines rojos de pluma de pato tras el inmediato visillo de seda traslúcido, y tu escena, Lale...
Cupo mi cigarrillo a través del trenzado, de tu celosía, zorra, lasciva meretriz jadeante, fornicabas, gozabas con mi padre. Crepitar de llamas, arded juntos y que el infierno os trague, ya iré yo.
.
.
De Tirriae
.    

10 comentarios:

  1. Pues sí que haces pensar, sí... Estas entradas tuyas me tienen subyugada aunque un poco, no, bastante, en la luna... No puedo descifrarlas. Me hago una idea pero creo que voy mal encaminada... Besotes, M.

    ResponderEliminar
  2. La primera imagen es impactante y no te deja indiferencia alguna despues de verla.Yo no fumo , pero los estragos del tabaco son realidades difíciles de ocultar con el tiempo.

    Un Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  3. Encontraste el clavo, Felipe.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Se ve que te ha dado por el Tirriae, pero siempre que estés con nosotros no me importa por lo que te dé, lo importante es que estés aquí.
    Dicen que el tabaco mata, al menos eso pone en las cajetillas, yo también me llevo el ocre de mi tabaco a la boca, y los médicos me dicen que no fume, que me puedo morir poco a poco, yo les contesto que no tengo prisa, que poco a poco está bien.
    La jubilación me ha sentado de maravilla, en todos los sentidos de la palabra, estoy encantadisima, y muy relajada, así sí que se puede vivir, es estupendo estar jubilada.
    Un beso muy grande de tu amiga Mari Fina.

    ResponderEliminar
  5. hace un tiempo vi un video de una calle en china en donde la gente pasaba por la vereda y en la cuneta de la calle un feto de una bebe de sexo femenino nadie hacía asmbro de ello...aún quedan resabios de en personas que creen que nacer mujer es una maldición una carga
    aún en muchos lugares de allí se premia a quienes paren hijos varones y se les bonifica en dinero a los matrimonios que prefieran al varón

    vomitar las rabias ,y las injusticias así como los abusos hace bien, la pluma no siempre ha de hablar de lo bucólico del paisaje o de las mieses del amor
    también ha de ser voz por los sin voz


    besitos de luz

    ResponderEliminar
  6. ¡qué terrible fotografía, José Alfonso!
    exhala tu dolor en cada bocanada, amigo mío, no te dejes nada dentro. Eres tan inocente como ese bebé, así que déjate querer.

    dos abrazos y un beso

    ResponderEliminar
  7. Potente tu decir en palabras e imágenes...
    En este loco mundo de hoy ya parece nada asombra de tanta locura desatada...
    Bien por la denuncia y que no nos gane la sin razón...

    abrazos!

    ResponderEliminar
  8. Vengo del blog de José Fernández (ahora no estoy segura... he leido muchos blogs esta noche) y al terminar de ver todos los comentarios y descubrir que la mayoría ya los conozco de vista (no como el tuyo y el que te he escrito al inicio... he pensado "pero si están todos aquí (había como 24 comentarios)" y precisamente, éste era el comentario que has dejado escrito, por tanto, he venido a tu blog.

    La sorpresa ha sido enorme, sobre todo por la foto impactante del principio, pensé en no leer un blog antiabortista (las mujeres deciden...no la iglesia y los hombres...), pero he decidido leerlo y me ha gustado mucho, sobre todo porque soy exfumadora, a mi pesar.

    Vaya testamento que te he escrito. Me han gustado tus reflexiones y poemas a tu amada.

    saludos.

    ResponderEliminar
  9. Sé que fumar mata. Y sé que me autodestruyo cada vez que fumo. Y fumo mucho. Pero esto que vivimos ¿no es como una muerte en vida, según los días, y quienes nos vomitan ese humo ni fuman?

    No me hagas mucho caso. Es que hoy hay tormenta ;)

    ResponderEliminar
  10. Fuerte Pepe. Las imágenes son fuertes, el texto no lo es menos... es de esas cosas que te dan un sacudón, de las que me gustan porque no te dejan indiferente.
    Un beso.

    ResponderEliminar