Desde 2005
583 apuntes archivados a fecha 5 de septiembre de 2016






domingo, 3 de junio de 2012

Poemas para Tecla

.
Me gusta perderme los domingos, Socorro, en el rastro de Mestalla. Me encontrarías, seguro, arrodillado ante montones de libros viejos; escudriñando viejos papeles, añejas fotografías. No te niego que últimamente he tenido suerte: entre que busco y rebusco (sé lo que quiero), y llamo "primas" a las gitanas vendedoras (primos somos todos los buenos gitanos), "¡Cuánto calor hace, prima mía!" haciéndome querer, la buena èhtreyita viene. Así, no hace mucho, encontré una primera edición de 1935 del libro Mi rebelión en Barcelona, de Manuel Azaña. Sabrás que mi prima, la gitana, sólo me pidió dos euros a cambio del librote. No es la primera vez, tengo una treintena de primas que me quieren.
Hoy, a pesar de ser lluvioso y gris el día, la luna grande estuvo a mi lado, aunque no la viera. La fecha que aparecía a plumilla ante mis ojos, dejóme absorto y, con delicadeza, pasé las páginas del cuadernillo escolar viejo de 1937. No me lo podía creer, Socorro, no podía ser cierto: entre delicadas faltas de ortografía siempre perdonables a la niñayer; cercanos a redacciones contundentes, Lorca, Alberti y Machado, y algún romance viejo que desconozco. Y pensé en ti, Socorro.
.
.
.


Ruiseñor que en la luna llena



cantabas tan dulcemente,
aquella secreta pena,
que la añoranza presiente.

Yo pude escucharte un día,
y me conmoviste tanto,
que imagine que sentía,
suspiros dentro de un canto.

Hoy tu canto nos alegra,
con tu dicha sin dolor,
porque tras la noche negra,
ríe el alma de tu amor.

Por ti el árbol de la vida,
es más verde y más umbroso,
que con amor te convida,
hacer tu nido dichoso.

Sino lo haces con dos pajas,
lo harás con ricos dorseles,
tu boda encontrara alhajas,
en los mirtos y laureles.

A ese viento que te alaga,
dan perfumes tus amores,
y el ramaje que te amaga,
se torna en un ramo de flores.
.
.
.
La semana de rusia

Cuando terminamos la semana de Rusia el domingo nos fuimos al cine al teatro calderon y hicieron una pelicula sobre rusia y hicieron una pelicula que atodos nos gusto mucho lo que mas nos gusto hera nuestros aviones que tiraron alos facistas y lo que nos dio alegria fue un niño quedenoche ese niño le escribio le puso asu abuelita un papel que decia Abuelita dile al papa que me voy al frente y el niño se marcho [sic]
.
.
Madrid, corazón de España,
late con pulsos de fiebre.
Si ayer la sangre le hervía,
hoy con más calor le hierve.

Ya nunca podrá dormirse,
porque si Madrid se duerme,
querrá despertarse un día
y el alba no vendrá a verle.
No olvides, Madrid, la guerra;
jamás olvides que enfrente
los ojos del enemigo
te echan miradas de muerte.
Rondan por tu cielo halcones
que precipitarse quieren
sobre tus rojos tejados,
tus calles, tu brava gente.
Madrid: que nunca se diga,
nunca se publique o piense
que en el corazón de España
la sangre se volvió nieve.

Rafael Alberti
.
.
El domingo por la mañana me fui a pasear al campo y me diverti mucho nos fuimos asta la picina y al bajar cojimos una ierba y nos llevamos un manojito y a la una nos fuimos a casa y por la tarde al hir a comprar regaliz vi a los soldados y encontre a Lolita y me dijo que se hiba a casa de su tia y yo me fui a casa y jugue al enchame con el balon de la niña y despues me baje bajo a mi casa [sic]
.
.
.
¡Verdes jardinillos,
claras plazoletas,
fuente verdinosa
donde el agua sueña,
donde el agua muda
resbala en la piedra!...
Las hojas de un verde
mustio, casi negras
de la acacia, el viento
de septiembre besa,
y se lleva algunas
amarillas, secas,
jugando, entre el polvo
blanco de la tierra.
Linda doncellita
que el cántaro llenas
de agua transparente,
tú, al verme, no llevas
a los negros bucles
de tu cabellera,
distraídamente,
la mano morena,
ni, luego, en el limpio
cristal te contemplas...
Tú miras al aire
de la tarde bella,
mientras de agua clara
el cántaro llenas.
Antonio Machado
.
.
.
.
El lagarto está llorando.
La lagarta está llorando.
El lagarto y la lagarta
con delantalitos blancos.
Han perdido sin querer
su anillo de desposados.
Ay, su anillito de plomo.
Ay, su anillito plomado.
Un cielo grande y sin gente
monta en su globo a los pájaros.
El sol, capitan redondo,
lleva un chaleco de raso.
¡Miradlos, qué viejos son!
¡Qué viejos son los lagartos!
¡Ay como lloran y lloran!
¡Ay, ay como están llorando!
F. García Lorca
.
.
.
Suerte tuve, Socorro, de que la alumna Consuelín Mendoza, del 37, no dejase un cuaderno: dejó dos.
.
.
.
Dia de la reprubrica

Hoy se compemora esta fiesta trabajando todos por que es el dia de la republica que cuando mataron a Fermin galan y cuando despidieron al rey y a todos sus hijos y le dijeron que no entrasen y en España [sic]
.
.
.
.
Dime, Socorro, si en estos dos cuadernos, existe o no, poesía. Y dime si es cara a 0'50 cada cuaderno, obrigracia de mi gitana.
_______________________________________
.
Permitida la reproducción de fotografías
.
________________________________________
.
.

Música: Manolo Sanlúcar - Elegía primera a Federico García Lorca


Apunte 380


14 comentarios:

  1. Que gran entrada!. Maravillosa. Cuánta poesía hay en esos cuadernos, en tus "primas" y en tus paseos de domingo. Grande!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Cuando creía que ya no me dirigirías la palabra me apareces con esta serie de versos y cuadernos. Necesito mirármelos despacio.
    Mientras tanto, me los llevo a mi almohada para que duerman conmigo. Te echo mucho de menos, poeta. Añoro profundamente tus versos. En serio.
    Quiero que le hagas uno de los tuyos a la bebita de la risa de azúcar. Lo echo en falta y mucho.

    ResponderEliminar
  3. Las fotos de los cuadernos han quedado muy bien,menos mal, eso ha sido decisivo porque es mas cálido leer directamente de ellos.
    Me dio mucha ternura cuando el niño firma debajo de un poema Antonio MaNchado, con N, en lugar de Machado...jajaja
    Genial y original entrada, de verdad, muchas gracias!
    Salud

    ResponderEliminar
  4. Todo un hallazgo para mí. Digno de ser visto. Los niños son grandes observadores de la vida que pasa a su alrededor. ¡UNA GOZADA! Lo compartiré.

    ResponderEliminar
  5. Pues no he podido dejar de pensar en mi madre, una chiquilla por esas fechas. Aunque ella dice que nunca la llevaron al colegio, no creo que sea cierto. También he pensado en mi niñez, fíjate si hay años de diferencia, pues esos cuadernos me recordaron en parte a mi colegio, la misma letra que te suspendía o no, casi la misma caligrafía, los ensayos de las letras en los títulos, tan coloristas y tan trabajadas.
    Ay, menuda entrada, tan nostálgica. Gracias por haber dejado que viviera esa historia tan de primera mano como la de esos niños.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Toda la entrada es poesía pura. Y me ha hecho vivir el momento como si allí estuviera. Me la voy a encuadernar para guardarla como lo que es, un tesoro.
    Por eso te admiro y te valoro tanto como poeta. Tienes en tus palabras lo mejor y más hondo que se puede leer. Y me siento bien en las profundidades que te habitan.
    No me siento merecedora de esta entrada que tanto me honra por venir de ti y de la grandeza que llevas dentro.
    Me quedo sin palabras y sólo acierto a decirte: Gracias.

    ResponderEliminar
  7. Las cosas que más valen, Calleja, son las que no se pueden pagar con dinero.

    ResponderEliminar
  8. Una joya entrañable José Alfonso. Una delicia leer esa letra infantil directamente 'sin correctores'. Ese cuaderno encierra la verdadera Historia, la que no se cuenta en ningún libro.

    Se te echa de menos, niño. Y -con permiso de Ana- se te quiere (pero una mijilla no te vayas a pavonear).

    docenas de abrazos 'primo'

    ResponderEliminar
  9. Angeles Inguanzo5 de junio de 2012, 9:35

    Precioso, lo comparto para que mis amigos puedan disfrutar la poesía y los sentimientos que transmiten estos cuadernos

    ResponderEliminar
  10. Que valiosos recuerdos tienes en tus manos.

    ResponderEliminar
  11. Tierna Tecla.
    Tierno José Alfonso.
    Tierna libreta donde los pájaros cantan indiferentes a la vida.

    Un abrazo, grande, como tú.

    ResponderEliminar
  12. qué preciosidad!!
    luego te comento con más calma, estoy en el trabajo.

    me encantó verte y también encontrarme a Mariluz.

    hasta luego
    :))

    ResponderEliminar
  13. Claro que hay poesía y encanto, pasión e inspiración y mucha dulzura.

    Sin duda, hiciste una buena compra. Lo que no entiendo por qué se venden estas joyas??

    un abrazo :))

    ResponderEliminar