Desde 2005
583 apuntes archivados a fecha 5 de septiembre de 2016






lunes, 22 de octubre de 2012

Nadie, nada

.

.
Ocurrió que se rompió el plano físico de arriba y, agujereado, cayeron cientos de elementos que se me antojaron bolas de madera estrelladas contra el suelo, provocando un sonido infernal que solo oí yo. Y nadie me puede acusar de haber padecido, entonces, de fiebre alta. Pero allí, sobre la solería, no había nada. Absolutamente nada.  

5 comentarios:

  1. Aquí pasó lo mismo, pero lo que había era agua, y me alegré mucho...
    Salud

    ResponderEliminar
  2. Cuando se rompe el plano físico de arriba sólo nos queda mirar a las estrellas... dicen que son estrellas muertas, inmutables. ¡¡Qué fea es la muerte, amigo, aunque sean estrellas!!

    dos besos

    ResponderEliminar
  3. Eso fue un fantasma cayendo al abismo de la locura.

    ResponderEliminar
  4. ¡Uf, me entra una cierta angustia con esa huella!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Intranquila me deja hoy tu entrada.
    Besos

    ResponderEliminar