Desde 2005
583 apuntes archivados a fecha 5 de septiembre de 2016






viernes, 18 de enero de 2013

Zacapela sorda


.
.
Hasta más tarde no me percaté del propósito de lo insólito, no puedo decir lo mismo de su naturaleza. Es harto complicado explicar mi mala disposición ante la paciencia, la mesura y el tesón conmigo mismo y los demás; tal motivo me hizo despreciar la media barra de pan duro que esperaba sobre la encimera de la cocina, y arrojarla con inquina al cubo de basura para fatalidad de los amigos de Ana, sus queridos y agradecidos perros que alimenta, unos soberbios mastines.
Salí a la calle, después, a comprar tabaco, y en el paseo, en forma machacona, la conciencia me reclamaba; arrepentido, una vez llegase a casa, rescataría de la basura aquella barra y la depositaría en la bolsa del pan duro.
Para sorpresa que me heló la sangre, de nuevo en la cocina, no hube de hurgar entre los residuos: encontré la media barra sobre la encimera, en el mismo lugar que ocupaba antes de tirarla. De inmediato comprendí, a la par que un severo escalofrío se zambullía en la sangre, el porqué del otro hecho que me perturbó minutos antes de salir a la calle cuando, en el salón, ante mis sorprendidos ojos, desde la mesa saltó al suelo un panecillo sin motivo aparente; como si algún resorte invisible lo hubiese disparado. Y pedí perdón a la vida.
.
.

     401

6 comentarios:

  1. La culpa y el pan siempre han estado muy unidos.


    bss

    ResponderEliminar
  2. Frío....me asusta el pan,
    Me asusta la foto....

    ResponderEliminar
  3. Hiciste bien en pedir perdón a la vida, el pan, aunque sea duro, que no falte, y jamás, bajo ningún concepto, se tira a la basura, inclusi si no hubiera perros a mano...
    Salud

    ResponderEliminar
  4. Pedir perdón es tan importante como guardar un trozo de pan aunque sea duro.

    ResponderEliminar
  5. Lo bueno de este pan duro es que la gente que te aprecia sí sabe esperar y no se molesta ante el retraso o la demora; el sabor del pan duro tiene algo de más intensidad jaja
    además, siempre tenemos que priorizar y Ana lo merece.

    un abrazo :)

    ResponderEliminar
  6. Lo mejor de las zacapelas son las avenidas... el pan es un buen medio y si se acompaña con aceitunas ni e digo ;)

    abrazos para ambos

    ResponderEliminar