Desde 2005
583 apuntes archivados a fecha 5 de septiembre de 2016






lunes, 26 de mayo de 2014

Emos (pod)

.

.

La conclusión más cabal que extraigo es que buena parte de la sociedad española ha madurado. Nadie lo dice, ningún medio se entretiene en comunicar el buen hecho. Veníamos reclamándolo, echábamos de menos la inquietud resolutiva de la gente de a pie, criticábamos la apatía general, algo ha cambiado. Parece ser que, debido a la benigna reacción, las urnas comienzan a temblar, ya era hora. Ha sido un comienzo, de acuerdo, pero el camino se recorre gracias a un primer paso. Hablo, felicitaciones, de quienes han otorgado voz a 'PODEMOS', fuerza joven de izquierda que emerge cual volcán sobre el rancio, memo, ambiguo, egoísta y clásico -en la peor acepción- que aún, después de los resultados obtenidos, nos regalan quienes visten levita dieciochesca, 'todo va bien, es magnífico, hemos ganado', dicen. Enhorabuena, pues, al organizado movimiento 15M, a sus gentes, se espera muchísimo de los nuevos jóvenes rostros, ya me habría gustado una nueva concepción de la política desde IU, junto a ellos.
Dije bien, cosa de extraterrestres inocuos -el chaqué afirma que ha ganado- los imbéciles son imbéciles, han ganado, dicen, pese a perder en conjunto cinco millones de votos. María Irazoqui Levi erra. María se equivoca, al menos, a nivel nacional. Cosa distinta es Europa donde, durante algún tiempo, se cocinarán algunas recetas retocadas por las extremas, que es lo que se freía ayer. Sí, nos quedan algunos años de 'fritanga', nos gusta la fritura a los sureños. Lo que no entiende mi amiga María es que, aquí, un muy alto porcentaje de ciudadanos cegados han votado unas 'generales'. En comparación con diversos países europeos, derivados hacia la esvástica, España aún se salva. ¡Pobres inmigrantes, bendita casualidad! Algunas comunidades aún protegen a quienes fueron necesarios en su día.
Dice María, con amargura, que el PP ha ganado las elecciones. Yo digo que no; digo que si la derecha cuenta con un partido único en éste país, 'derecha unida', Partido Popular, afiliados, interesados y simpatizantes a una -España es de los pocos países que cuentan con un único partido de derecha al margen de grupúsculos filo fascistas sin fin alguno-, dije que si todos ellos van a una, sólo hay una derecha frente a la mayoritaria España de izquierda, pan al pan y, el vino es vino, la izquierda nos destruye, digo.
Nos amargamos. Echamos la culpa de lo sucedido a los votantes de derecha cuando ellos hacen lo que les pide el cuerpo, fidelizados, es lícito y honesto, ¡coño!
Pero no; la culpa es nuestra, la culpa de es la izquierda, de quienes defendemos retrógrados ideales obtusos, de quienes somos incapaces de aunar esfuerzos sobre sillas de anea, ante raída mesa trabajada, la culpa es de quienes se aferran al poder desde la izquierda en detrimento de quienes abajo lloran, de quienes desoyen el llanto de los sencillos.
¡Somos mediterráneos, será eso!, no hay conjunto frente posible. La tendencia en la izquierda es el enfado, la pataleta, la pedorreta, la mofa entre iguales y 'el soy más de izquierda que tú' aunque me muera, digo bien, aunque te mueras. No tenemos remedio.
Cantado ya el futuro pacto PP-PSOE, no les queda más remedio -más, al segundo por no desaparecer-, es la inmediata hora del despertar. La izquierda socialista social-republicana tiene, ahora, una oportunidad única e irrepetible. El resto de los partidos de izquierda, no hay otra, junto a los anteriores, también. No es necesaria mayor reflexión.
.     
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario